Hasta parece que estoy terminando el año al revés. En lugar de estar nadando, ayer corrí y hoy hice bicicleta. En el último correo del año que mandó Nora hace unos días nos decía que hagamos otras cosas… y eso precisamente estoy haciendo. 

Rentamos unas bicis de ruta (bastante bien las dos, una Specialized y una Cannondale) y fuimos a rodar parte de la ruta del IM de Woodlands por 1:30 hrs. y 40k. No cabe duda que ya casi nunca ando en bici, se nota. 

Hace frío y sali con un flease y chamarra, un poco sobrado porque salió el sol y en seguida me moría de calor. Además la chamarra no es para bici y se inflaba como globo. Me la quité como a los 15k y mejore un poco la velocidad. Aun así se nota que Rodrigo a avanzado en la bici y yo al contrario. Ni modo, yo quise enfocarme en nadar. 

Algo en mi dice que debería de pensar que fueron 90 minutos de puro placer, pero la verdad es que no. Si la sufrí un poco. La primera cuarta parte estuvo mas o menos, iba con paracaídas y estaba reacostumbrabdome a andar en bici. No dejaba de pensar que me queda grande y que quizás eso podría ser contraproducente para el hombro. Los 2o y 3er cuartos, ya sin la chamarra de  paracaídas y mas reacostumbrado, los disfruté mucho. El último ya me pesó y empece a sentir el cansancio en las piernas que denota que ya casi no las uso, deportivamente hablando. 

Aunque venía pensando que debería hacer bici de vez en cuando, ya se que cuando vuelva no lo voy a hacer porque voy a enfocarme en nadar al 100%, así que por ahora, ¡feliz de estar haciendo otras cosas para acabar el 2015!

Anuncios