Después de tanto entrenar, de tantos nervios y de pruebas largas definidas cada 4 semanas y medio largas entre estas, estas últimas dos semanas he sentido como si no estuviera enfocado. Como si todo el entrenamiento no siguiera. A pesar de que durante la semana aún estoy nadando más o menos lo mismo que antes, no hay un nado largo o medio largo por venir… bueno, obviamente si -larguísimo- pero esa es la meta: El Canal de la Mancha. Pero ahorita, en cuanto al entrenamiento, me siento en una especie de stand by.

Anuncios