R&R 1/2 Maratón de la Ciudad de México (21k de ‘puro’ Rock and Roll)

El domingo hice medio maratón en un buen tiempo (para mi al menos: 2:03) y ¡sin lesiones previas… ni posteriores! 

Bueno, si no cuento 2 enormes ampollas. ¿Cuantas veces he oído que no hay que estrenar nada en una carrera? 

¿Cuantas? 

Entonces… ¡¿porque estrené calcetines ese día?!

La salida fue a las 6:30 de la tarde. Algo raro para una carrera pero no me pesó, hasta me gustó cambiar la rutina de hacer ejercicio siempre en la mañana. 

La ruta me gustó mucho, aunque fue algo difícil. Escuché varias opiniones de que fue una ruta pesada por las subidas. El Paseo de la Reforma siempre es bonito y muchas carreras pasan por ahí, pero después subimos al 2o piso del Periférico desde La Feria hasta Conscripto. La vista es padrísima porque el primer tramo es por Chapultepec. Con la montaña rusa de un lado, la bandera de Campo Marte, enorme, del otro lado y los edificios de Polanco de remate al fondo. Si pasar en coche es bonito, ¡corriendo es increíble! 

Ahora imaginense ¡sintiendo dos ampollas enormes! Por ahí del kilómetro 14 o 15, cuando pasaba por encima de Palmas, no pude mas, y me quité los calcetines. No se si fue buena o mala idea pero definitivamente, en ese momento me sentí un poco aliviado. ¡La ruta estaba increíble y me sentía muy bien así que me animé a probar si estaría mejor. 

Lo que no me gustó y que justamente es lo que mas anuncian -y le da el nombre al evento- fue el “Rock and Roll”. La idea de que habría una banda tocando cada 2 kms. sonaba, en teoría, muy bien. Hasta sugerían que dejaras tu música en casa. En la realidad, cuando pasas corriendo junto a los escenarios apenas alcanzas a escuchar un poquito de música. Tan poco que ni puedes identificar una canción que conozcas. Para que funcionara mejor deberían conectar bocinas antes y después de cada escenario y así correrias oyendo la música por lo menos unos 500 metros antes y después. En alguna carrera en CU había bocinas en buena parte del trayecto y animaban mucho! Asi si, literalmente, corres con la música. 

¿Lo volvería a hacer? Por el “show”…mmm, no. Además de que es una carrera cara, no le vi el sentido a lo que ofrecen como algo especial (las bandas y la música). Ah, ¡claro! ¡Estaba olvidando el concierto del final! Tocaba Moderatto… no me gusta Moderatto. (Eso ya es cuestión personal, ni modo).

El Tri tocó antes. Cuando iba yo llegando al puente que baja a Conscripto (como a la 1:45), apenas escuché un poquitín. Y para cuando llegué a la meta (a las 2:03) ya habían acabado =(

Fue una noche fría y después de correr, con el sudor, la playera mojada y el lodo de la explanada del hipódromo, la idea de quedarnos a oír el concierto no nos resultó atractiva. Asi que recogimos nuestras cosas, pasamos por la playera de “finisher”, la cerveza que obsequiaban y nos fuimos pronto… a cenar y a descansar. Contentos y orgullosos de haber hecho una buena carrera. 

A pesar de lo negativo que puedan parecer algunos comentarios, ¡la disfruté mucho y la ruta me gustó mucho también!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s