De vuelta a la alberca

Hoy volví a la alberca en Samara. Después del lago la vi triste pero se que eso está solo en mi cabeza. Desperté con una contractura en el cuello. Desde ayer en el vuelo de regreso de San Francisco comencé a sentirla y en la noche ya era claro que no se me quitaría pronto; hoy al despertar por supuesto ahí seguía. Dudé si podría nadar o no… si pude! El dolor no está en el hombro así que nadar no fue problema (un poco al respirar del lado izquierdo pero nada grave). Espero que el Voltaren actúe rápido.

Ahora noto claramente como cualquier falla en el cuerpo afecta también de forma anímica. Como llegué dudando de si podría o no nadar bien seguro influenció en algo más porque hasta sentí fría el agua de la alberca cuando me metí… y esta a 29.5 °C!
La rutina de hoy eran 2,700 pero al final Nora pregunto quienes teníamos tiempo para hacer otros 600 así que acabó en 3,300. La verdad es que ahora siento que si nado menos de 3,000m ya no es suficiente, así que el aumento me pareció muy bien.

Por ahí de las 2pm la contractura parecía empeorar pero ya para la noche a las 8pm siento que comienza a ceder. Tendré que aplicar mas Voltarén, pero por ahora a pasear a Manchas que, pobrecita, se ve muy apachurrada; después de lo mal que la pasó con su malestar estomacal debe sentirse muy débil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s