El entrenamiento de hoy fue contra reloj… pero SI alcancé a hacerlo completo. Logré romper mi racha de entrenamientos incompletos los lunes y miércoles.

El despertador sonó a las 6 y estuve dando vueltas un buen rato. Como no tuve que sacar a Manchas a pasear, estuve dialogando conmigo mismo de si debía levantarme o no. Me dormí un poco porque  pensaba ir a nadar en la noche. Sin embargo como a las 6:50 decidí levantarme, de cualquier forma ya me había despertado y de nada serviría seguir acostado.

Llegué a la alberca como a las 7:20 am. Muy poco tiempo, ¡tengo junta a las 9 am! El entrenamiento que mandó Nora marcaba 3,500 mts. y un tiempo estimado de 1:15 hrs. Sin tiempo que perder, así que sin mayor preámbulo me metí a nadar. Cumplí con el entrenamiento y recorté un poco los tiempos de descanso para acabar lo más pronto posible intentando terminar antes de las 8:30. Acabé en 1:09 hrs. y salí volado a bañarme, me vestí en segundos y manejé cual chofer de pesero para pasar por mi desayuno a casa y llegar a mi junta casi puntual, ¡a las 9:05!

Anuncios