En la mañana cumplí el plan de nadar 8,000 metros.
¡Mi nado mas largo hasta hoy!
Ir a San Gil fue una muy buena opción y agradable sorpresa. Como fuimos a Queretaro el sábado, busqué donde podría nadar los 8k que me tocaban como nado largo antes del reto Acapulco Mundet. Como la presa donde nadaron los de Endurance hace unas semanas me dijo Frank que no era opción, llame al club de San Gil y supe que se puede pagar visita par entrar y que agradable sorpresa fue! Pensábamos dormir en el Mision San Gil pero no había habitaciones así que nos quedamos en el Fiesta Americana Hacienda Galindo y a las 7:40 de la mañana nos fuimos a San Gil, que está a 5 km., del otro lado de la carretera.
¡El lago esta bonito y el fraccionamiento esta muy agradable! El lago es chico (aunque según leí es el lago artificial mas grande de Latinoamérica) por lo que le di como 3 vueltas por la orilla y otro tanto atravesándolo para sumar los 8,000m.
Además de lograr la distancia creo que fue buena práctica porque el agua estaba a 19.5ºC cuando me metí. (Con el sol y conforme pasó el tiempo estoy seguro que se fue calentando, pero ya no tomé la temperatura cuando salí.)
Entré al agua sin mayor problema por la temperatura. Si sentí que me faltaba un poco el aire por lo frío pero nada difícil y empecé a nadar luego luego. Primero atravesé el lago para darme una idea de cuanto medía, me fui hasta el otro lado, entré a la pequeña “bahía” que encontré hasta el fondo y al final vi mi reloj: 600 y pico metros… ‘Uy’, pensé, ‘para hacer 8,000 van a ser muchas idas y venidas’, y así, empecé el regreso. Había dejado un ánfora de bici con Gatorade rebajado con agua, otro Gatorade de 1 litro y unas Chomps junto al muelle del club, así que regresé directo hacia ahí. Casi gateé para salir, porque la orilla bajo el agua está muy resbalosa por una capa de fango, tome un buen trago de Gatorade, una gomita de las Chomps y listo para seguir. Ahí estaba Rodrigo que me estaba hechando ojo y también iba a nadar. Había platicado con un grupo de triatletas de Querétaro que estaban practicando natación y estaban por irse a la bici. En esa primer salida debo haber llevado como 1,200m. Volví a atravesar el lago pensando que iríamos juntos pero cuando llegué al otro lado no vi a Rodrigo por mas que lo busqué (después me enteré que se fue por la orilla) y entonces para no regresar otra vez igual, decidí irme por la orilla. Así sería mas largo y además me podría entretener viendo las casas.
Volví a llegar al muelle por mi abastecimiento y me seguí por la orilla hacia el otro lado (mas o menos otra mitad). Así me seguí y rodeé el lago y entré a cada “bahía” dos veces mas, y cada que pasaba por el muelle tomaba abastecimiento.
En alguna de las paradas vi el reloj, marcaba 1:20 y ahí tuve un pensamiento encontrado, primero ‘que bien, ya falta poco’ pero después caí en cuenta que faltaba otro tanto igual.
Creo que funcionó bien: logré la distancia, practiqué en agua fría y me sentí seguro.

Anuncios