La semana pasada y esta me está costando cada vez mas trabajo levantarme. Creo que el cansancio se esta acumulando. No solo del entrenamiento, sino también del trabajo. Estamos en plena recta final de Design Week y Design House y el estrés y tensión de todo lo que ha pasado, está pasando y lo que falta, me han pegado.

Hoy me enteré de un par de cosas:
1. el equipo Barracudas es de Lomas Plaza y lo armaron los socios con una entrenadora que ya no está y ahora lo siguen llevando con Nora.
2. Armando, mi compañero de Samara que nada rapidísimo, había nadado de joven y apenas hace 1 año volvió a nadar. Estuvo en los nacionales, el mundial y ahora nuevamente a fines de octubre los nacionales otra vez. Me sorprendió que me dijo de la nadada de hoy: “al rato la vamos a pagar” y me explicó que lo mas que ha nadado son 3,500. Y si, claro, he oído siempre que es velocista (y muy veloz!).

Definitivamente cada quien trae su plan, historia y metas y en la alberca es donde las reunimos y se hace una gran convivencia donde entrenamos juntos; cada quien en búsqueda de cumplir sus propias expectativas.

También me platicaron del nado de 31k en relevos de La Paz, durante la última semana de Octubre. Me gustó la idea para hacerlo alguno de estos años! Cuantas cosas nuevas hoy!

En la noche nos fuimos a casa de Toño y Luis y ahí platicamos muy a gusto mientras amablemente preparaban la cena y una salsa verde, ¡deliciosa! Un buen rato para desconectarnos, platicar y pasar un rato lejos del estrés del trabajo y el esfuerzo del entrenamiento. Un corto paseo a Manchas y ¡listo para dormir! Para mis estándares actuales también es una buena desvelada porque ya son 2:45 am y apenas me voy a acostar.

Anuncios